Yoga para Niños

A través de una práctica lúdica del Yoga mediante cuentos, práctica de asanas relacionadas con los animales y visualizaciones guiadas los niños adquieren conciencia de su propio cuerpo, aprenden a reconocer cada una de sus partes y a adoptar buenas posturas corporales. Además, gracias a los ejercicios de respiración consiguen relajar la mente y calmarse. El yoga les ayuda a concentrarse mejor, estimula la creatividad y elimina el estrés y los complejos. Además, en el Yoga para niños se fomenta el compañerismo y la amistad, ya que muchas veces se trabaja por parejas o en grupos. El respeto hacia el medio ambiente, la paz, o el amor son temas que juegan un papel importante en cada una de las sesiones.

Estas clases las trabajamos en Centros Escolares como actividades extra escolares tanto a medio día como por la tarde, así como en centros en los que nos soliciten realizar esta actividad.