SUP Yoga

Stand-up paddleboard Yoga o SUP YOGA, como se le conoce popularmente, lo último en las playas californianas. Esta técnica, cuyo origen es Hawai en la década de 1940, consiste en la combinación de distintas posturas del Hatha Yoga tradicional procedente de la India trabajando sobre una tabla de paddle surf.

Una actividad nueva que llega a nuestras playas y que puede practicarse flotando en aguas tranquilas del mar, en la cálida arena de la playa o incluso en un lago.

Es una opción magnífica para adentrarse en esta práctica tan beneficiosa para la salud, al mismo tiempo que se disfruta de un entorno único y se está en contacto directo con el mar.

Con esta nueva modalidad deportiva además de los conocidos beneficios del Yoga, el yogui debe hacer pequeños ajustes en la posición del cuerpo y la distribución del peso para contrarrestar los movimientos de la tabla. aumentamos la fuerza, flexibilidad, coordinación y resistencia necesarias para mantener el equilibrio sobre la tabla de paddle surf, proporcionando una enorme sensación de tranquilidad y armonía rodeados de un entorno excepcional: el mar, la naturaleza.

Las sesiones de SUP Yoga suelen durar una hora y media aproximadamente (1 hora dentro del agua). Suele comenzar la sesión en la arena, a la orilla del mar, con una serie de estiramientos y unos saludos al sol para calentar el cuerpo y después se continúa en el agua, cada uno en su tabla pasando de una postura a otra, sintiéndose parte del océano, La práctica se finaliza con una pequeña relajación final tumbados boca arriba en la tabla en savasana, dejándose llevar por la olas en cada respiración, disfrutando de los primeros o últimos rayos de sol del día.

Una sesión en la mañana sirve para despertar y llenar de energía al organismo, al mismo tiempo que ayuda a despejar la mente para comenzar la jornada. Por otro lado, una sesión al atardecer es ideal para desligarse de todas las tensiones acumuladas durante el día.

¡Una forma distinta de practicar yoga en verano! ¿te animas?

Realizamos las clases en la escuela de Surf  Second Waves  en el Roc de Sant Gaietà.

BENEFICIOS DEL SUP YOGA

El cambiar la colchoneta por una tabla de Paddle Surf y trasladarse de una sala cualquiera a un entorno abierto y al aire libre con el mar próximo, hace que las ventajas para la salud física y mental se multipliquen:

Aumento de la resistencia corporal

Si practicar yoga tradicional ya es un reto, iniciarse y desenvolverse en esta modalidad representa subir a un nuevo nivel. El cuerpo ganará la resistencia, flexibilidad y fuerza necesaria para mantener el equilibrio perfecto en la tabla de surf. Además, la coordinación corporal también aumentará a medida que avancen las sesiones.

Mayor esfuerzo

El hecho de mencionar que se necesite un mayor esfuerzo, puede que desanime a algunos. No obstante, mediante el paddle yoga se puede lograr tonificar el cuerpo a una gran velocidad, algo que en otras prácticas físicas se tarda mucho más.

Debido a que se trabaja en una plataforma no tan estable como en tierra en medio del agua, por lo general, los pensamientos están más concentrada en hallar el equilibrio indicado para no caer. Mientras sucede esto, todo el abdomen, la espalda y los brazos trabajan para mantenerte a flote.

Calmará tu mente

Toda práctica relacionada con el yoga ayuda a tu mente. No obstante el paddle yoga le añade un plus significativo. El ambiente silencioso y el ocasional sonido del aire y el agua, son factores favorecen a encontrar un estado mental ideal para hacer yoga.

El miedo se deja atrás

Este punto puede parecer una tontería. No obstante, es una de las características que más destacan los que practican el SUP yoga. Este reto ayuda a mejorar la técnica y, a medida que pasa el tiempo, dejas de sentir miedo y se logra un estado de concentración importante.

Se perfeccionará tu técnica

Durante el paddle yoga se entra en un estado de absoluto conocimiento sobre el cuerpo, esto es debido a que gracias a sus características podrás saber con facilidad si estás practicándolo bien.

Sabrás que tienes el equilibrio adecuado si no tambaleas o caes. Si por ejemplo se realizan figuras como Adho Mukha Svanasana o el perro boca abajo y tu cuerpo está soportando más peso en un lado, la tabla lo indicará.

Otros beneficios:

  • Se aumenta la fuerza, flexibilidad, coordinación y resistencia
  • Se alcanza una enorme sensación de tranquilidad y armonía
  • El aire que se inhala es más limpio y por lo tanto el cuerpo recibe más oxigeno
  • Se consigue un equilibrio de mente y cuerpo
  • Mejora la circulación
  • Se fortalece la autoestima
  • Baja la presión arterial y se reduce el nivel de colesterol

En las primeras sesiones es muy importante tener paciencia, pues se considera normal alguna caída al agua, las ganas de aprender y la predisposición son claves para poder llegar a realizar la actividad con éxito. La instructora indica en cada momento de las sesiones, esos pequeños detalles que permitirán mantener la postura sobre la tabla y hacer los movimientos correctamente.

Es importante destacar que como en cualquier práctica deportiva, para que las ventajas comiencen a ser notorias en el organismo, se practique SUP Yoga de manera continuada, aunque si bien es cierto, pueden empezar a verse los beneficios desde las primeras sesiones.